El mundo está atravesando una profunda transformación desde todo punto de vista: medioambiental, social, económico, científico, tecnológico y espiritual. Ahora bien, ¿cómo podemos acompañar este cambio y darle sentido? ¿Cómo queremos vivir personal y colectivamente? ¿Cómo podemos tender hacia la construcción de sociedades y economías más sostenibles, inclusivas y equitativas?

Hoy, quisiera abordar con Christophe Cossé, el impacto de las circunstancias recientes en la evolución de la prensa y en la libertad de expresión, así como las razones que lo han llevado a co-producir el documental “Hold-up”. Dirigida por Pierre Barnérias, esta película tiene como objetivo proporcionar una visión holística y un punto de vista crítico de la gestión de esta crisis global. No obstante, desde su estreno ha provocado una plétora de reacciones exageradas, controversias y una escisión social y política. Resulta difícil lograr un equilibrio entre los tres registros de persuasión definidos por Aristóteles: Ethos (credibilidad), Pathos (emoción) y Logos (lógica). Algunos perciben este documental como un intento de manipulación, otros como una invitación a la reflexión y la apertura. Pero la clave consiste en trascender esta división para volver a conectar con nuestra propia voz, una voz desprovista de condicionamientos, creencias limitantes y miedos.

Autor y productor de documentales y películas (Tomawak Productions), Christophe Cossé tiene además formación en antropología social y psicología clínica. Al igual que Pierre Barnérias -periodista, ex gran reportero, productor y director-, Christophe siempre ha mostrado interés por la desinformación, las herramientas de manipulación y la ingeniería social (en el contexto de la seguridad de la información, es una práctica de manipulación psicológica con fines de fraude). ¿Cómo tomar conciencia de que podemos usar nuestro libre albedrío para modificar nuestra percepción del mundo? Tendemos a olvidar que, en cada momento, podemos elegir nutrir -en tiempo y energía- situaciones, proyectos y relaciones que nos hagan evolucionar. Impulsados por el deseo de co-construir un mundo más justo y humano, Christophe y Pierre nos muestran cómo crear proyectos en armonía con nuestras convicciones personales y profesionales.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Capture-décran-2020-11-07-à-16.11.21-2000x1000-1-1024x512.png
Entrevista a Christophe Cossé en francés, France Soir, Bon Sens
https://bonsens.info/christophe-cosse/

Hoy en día, el poder se encuentra en manos de los lobbies y está fuertemente ligado al control de la información. La crisis que atravesamos desde hace varios meses ha puesto de relieve los fallos y las debilidades de nuestra democracia mientras provoca una notoria restricción de las libertades públicas y de nuestros derechos más fundamentales (libre circulación en el territorio, derecho al trabajo, libertad de expresión, derecho a la intimidad, salud, etc.). Pero es más preocupante aún ver que estas nuevas medidas han sido aceptadas e integradas por los ciudadanos, a nivel mundial, con una rapidez desconcertante y casi sin ningún cuestionamiento. ¿No debería la libertad estar en el centro de la democracia y el estado de derecho? Pero, ¿quién garantizará que se respete la libertad si nos eximimos de toda responsabilidad y entregamos nuestro poder personal a grupos poco o nada interesados en el bien común? A lo largo de la evolución de la humanidad, el hombre ha ganado en libertad individual, pero ¿de qué le sirve si está exento de referentes y ya no tiene un sentido, un ideal para darle forma a otro mundo?

Deberíamos estar más atentos que nunca. Actualmente estamos viviendo la transición de un paradigma a otro y el mundo prometeico 1, tal y como lo conocemos desde el Siglo de las Luces, está llegando a su fin . En este proceso de transformación, cada pequeña acción cuenta para no caer en una distopía digna de Aldous Huxley, George Orwell o incluso Ray Bradbury. Pero la “lucha” no tiene lugar fuera de nosotros, donde todas las miradas están centradas, ocurre en cada uno de nosotros, en nuestra conciencia, en nuestra mente y en la mirada que tenemos de la realidad exterior. ¡Aprovechemos estas circunstancias para empezar a actuar con conciencia y corazón, para sentar las bases de un mundo más unido, fundado en la cooperación y el amor -el mejor antídoto contra el miedo-!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Voyage-KLV-ES-AWAKENING6.jpg
Las Ilustraciones provienen del proyecto «Can Humanity Change» por Kin Le Voyageur.

¿Cómo y por qué ha nacido la idea de este documental?

Al finalizar la producción y realización de su última obra, “Thanatos”, documental sobre las experiencias cercanas a la muerte (ECM), Pierre Barnérias se sintió particularmente dolido por la situación vivida por las personas mayores, recluidas en las residencias de ancianos, privadas de todo: visitas, cariño, cuidados… Al mismo tiempo, le llamó la atención el discurso marcial circundante y las incoherencias en las decisiones del gobierno francés. Enseguida, ambos cambiamos impresiones acerca de la impensable distopía que se había desatado.

Por mi parte, me pronuncié rápidamente, a través de blogs, contra todas las medidas anticonstitucionales, antirrepublicanas y liberticidas. Descifrar y entender el discurso manipulador y deliberadamente desinformativo solo reafirmó mi resistencia.

Mientras Pierre publicaba, en su canal ThanaTV, múltiples entrevistas de profesionales de la salud y médicos sobre las incongruencias y aberraciones, el libro del profesor Perronne 2 fue el detonante. Se nos ocurrió la idea de hacer una película en pleno verano, ¡no podíamos quedarnos sin hacer nada! El inmenso trabajo de este extraordinario profesor acreditaba la veracidad de nuestras dudas respectivas. Fue Pierre quien dio el primer paso al lanzar una campaña de recaudación de fondos para la producción de una película que estaba programada para estrenarse en los cines. Me uní a ellos poco después.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Manipulation-69.jpg
Las Ilustraciones provienen del proyecto «Can Humanity Change» por Kin Le Voyageur.

¿Qué objetivos perseguían? ¿Qué es lo que más les sorprendió o impactó en los últimos meses?

Teníamos como objetivo aportar miradas distintas y ofrecer una plataforma a mujeres y hombres pragmáticos, desinteresados, comprometidos, no solo para que surja la verdad, sino también para volver a encontrar el sentido común, el intercambio, el compartir, el respeto, con el propósito de despertar las conciencias.

Lo que más nos sorprendió, además de las mentiras, amenazas, manipulación y corrupción desenfrenada, fue la obediencia servil a la arbitrariedad, a la deshumanización, a la renuncia de las libertades ganadas con tanto esfuerzo por la supuesta seguridad sanitaria. Que nos impongan esta política sanitaria en detrimento de nuestra soberanía, nuestra humanidad y nuestras instituciones, bajo argumentos falaces y perniciosos. Por último, lo que nos inquieta profundamente es la falta total de empatía por parte de los que deben gobernar al pueblo, y su desprecio por la humanidad. El uso de Rivotril es, en este sentido, significativo. 3

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Manipulation-73.jpg
Las Ilustraciones provienen del proyecto «Can Humanity Change» por Kin Le Voyageur.

¿Qué aporta el lenguaje visual en comparación con la expresión escrita u oral?

El lenguaje visual es sobre todo “audio-visual”. Por lo tanto, afecta a dos de nuestros sentidos que permiten percibir, y el mensaje es más tangible, más accesible. Además, vivimos en una sociedad donde predomina la imagen, la información se transmite con mayor facilidad por medios de difusión, múltiples, audiovisuales.

Además de la mala clasificación de Francia con respecto a la cuestión relativa a la libertad de los periodistas publicada por la organización Reporteros sin Fronteras (RSF), la reciente adopción de la “Ley de Seguridad Global” (en particular el artículo 24) prohíbe grabar a la policía. Restricción de la libertad de informar y voluntad de convertir a los periodistas en propagandistas: ¿qué futuro tiene el periodismo del mañana?

La prensa ya no tiene el estatus de contrapoder. La prensa independiente ya no existe en Francia. El mero hecho de mirar las juntas directivas de los principales grupos de comunicación revela que los accionistas también son los principales patrocinadores financieros del gobierno. Es interesante, en esta crisis más política que sanitaria, constatar que Gilead (laboratorio farmacéutico estadounidense) y BFM (canal de noticias francés) tienen los mismos accionistas.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Distractionjpg-1.jpg
Las Ilustraciones provienen del proyecto «Can Humanity Change» por Kin Le Voyageur.

Pero antes de evocar el futuro de los periodistas, ¿qué futuro hay para los ciudadanos? En cuanto la verdad deja de ser libre, ya no hay libertad verdadera.

Adam Curtis, en su documental «HyperNormalisation» 4 , explica que desde la década de 1970 los gobiernos, el poder financiero y los utópicos tecnológicos han construido una versión más simple del mundo, un “mundo ficticio”, administrado por el poder económico y estabilizado por el poder político. ¿Qué estrategias se han llevado a cabo para cambiar nuestras percepciones sin nuestro consentimiento?

Todas las estrategias de manipulación, desde hace un tiempo llamadas comunicación, reveladas por el trabajo de Chomsky y Naomi Klein en su obra “La estrategia del shock”.

Como señalaba Hannah Arendt, nos corresponde a todos cuestionarnos sobre nuestra responsabilidad en la construcción de un poderoso sistema de control social y político. Pero, ¿cómo actuar concretamente sin seguir el juego de estas fuerzas controladoras?

Lo que precede la acción es la intención y ésta tiene sus raíces en una toma de conciencia. No hay amo sin esclavo. Volvemos a La Boétie y la servidumbre voluntaria… Sin conciencia no puede haber una elección real, no puedo hacer lo que me debo a mí mismo. Luego, para la acción concreta, le corresponde a cada uno definir, en función de sus capacidades, valores, elecciones y conciencia, la actuación según lo que es bueno para él en un proceso humanista común. Lo que las fuerzas que ejercen el control nunca podrán tener ni poseer, es nuestra propensión a amar, a pensar, a reflexionar, a trascendernos.

La libertad, obviamente, no puede definirse como una simple ausencia de límites y sería interesante revisar el concepto, el valor y la experiencia de la libertad hoy. Según usted, ¿todo lo que “apaga” la libertad es contrario a la evolución?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Voyage-KLV-ES-AWAKENING3.jpg
Las Ilustraciones provienen del proyecto «Can Humanity Change» por Kin Le Voyageur.

Previamente, ¿qué entendemos por libertad? Ésta es una cuestión fundamental que muchos filósofos han abordado. Cada uno de nosotros tiene su propia experiencia de la libertad. En mi opinión, no hay libertad sino libertades, que dependen de nuestro entorno cultural, social y psicológico.

¿Mi pensamiento es libre? Ciertamente está influenciado por mi educación, mi entorno social y cultural, mi experiencia, mis conocimientos, y depende sobre todo de mi inconsciente. Entonces, ¿puedo tener un pensamiento libre? ¿Es la libertad la negación de la sumisión y la dependencia? ¿Existe una libertad absoluta? ¿O deberíamos limitar el concepto de libertad del hombre al hecho de disponer de su persona y bienes sin restricción? Me gusta interpretar la idea de libertad desde la perspectiva de la física, es decir, un cuerpo que no esté sometido a ninguna fuerza.

Luego, en mi universo literario, adhiero tanto a la noción de libertad según Rousseau (es decir la obediencia a la ley que nos hemos prescrito) como a la del existencialismo de Sartre, y especialmente a la de Spinoza, considerando que la idea misma de libertad es una ilusión.

En este período único de la historia de la humanidad, pienso que ser libre es no tener miedo.

Entonces, para responder a su pregunta, la libertad es, existe como tal. Lo que puede reducir algunas de las libertades es todo lo que condiciona la acción y la expresión del individuo. Permanece libre para pensar, amar. La libertad nunca se apaga. Solo su acceso, según nuestras propias elecciones, puede ser limitado. Y desde Spinoza, las condiciones de la libertad y sus fluctuaciones siempre han acompañado la evolución.

Cioran escribió «La conciencia es mucho más que la astilla, es el puñal en la carne». La ilusión es, de hecho, menos dolorosa que la verdad. ¿Podría esto explicar esta apatía a nivel global y la aceptación colectiva de medidas contradictorias y autoritarias?

La apatía global tiene sus raíces en el miedo y la ignorancia.

¿En qué medida esta obsesión por la seguridad constituye una traba para la evolución humana?

Dos términos, obsesión y seguridad. Una obsesión es una dependencia, un trastorno provocado por un conflicto interno. El aspecto vinculado con la seguridad remite a la protección, la defensa, al ensimismamiento, por no decir el encierro. Ambos son respuestas al miedo. Y se hallan en nuestro cerebro reptiliano. Es muy arcaico. La humanidad ha conocido muchos de los llamados períodos de seguridad. En su pregunta vuelve a plantear la evolución. Pero ¿cuál?

Cualquier crisis es una oportunidad de cambio que puede fomentar la creatividad. ¿Cree que lo que estamos atravesando ahora es una “bendición” que puede provocar una transformación real del ser humano?

Fundamentalmente, sí.

¿Son la aceptación y la fe en la benevolencia de la vida las claves para superar este período de paranoia colectiva?

Primero, hay que tener esta conciencia a la vez de los seres vivos y de su propia paranoia. Brevemente, se puede decir que la paranoia es desconfianza, miedo, recelo, persecución. En este sentido, las teorías que lo vinculan todo a un gran complot son una especie de paranoia. Y la mejor manera de superarla es vivir, actuar, acercarse a los demás, experimentar la vida, salir de su propia creencia limitante que alimenta esta paranoia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Manipulation-692.jpg
Las Ilustraciones provienen del proyecto «Can Humanity Change» por Kin Le Voyageur.
Entrevista a Christophe Cossé. La libertad interior es inalienable.

Notas/Notes

  1. En su análisis del mito de Prometeo, Luc Bigé describe simbólicamente los valores desarrollados por el Siglo de las Luces: la creencia en el progreso infinito que traerá la felicidad a los hombres y evitará que caigan en el oscurantismo. Pero este mito también nos recuerda que el Progreso trae consigo aspectos negativos y varios males, escapados de la caja de Pandora, como el trabajo y la codicia. Al no haberlos cuestionado, contribuyen hoy al cambio climático (entre otras cosas).
  2. El profesor Christian Perronne, jefe del departamento de infectología del Hospital Universitario Raymond-Poincaré de Garches, publicó un libro sobre la gestión de la última pandemia “¿Hay algún error que aún no hayan cometido?”
  3. Están admitiendo ahora en Francia haber utilizado este medicamento para “eutanasiar” a las personas mayores en las residencias.
  4. A través de una retrospectiva de las principales transformaciones sociales, económicas, políticas e ideológicas desde la década de 1970, el director Adam Curtis nos ofrece, en un estilo patchwork, una serie de paralelos y conexiones complejos y a veces sorprendentes. Evoca en particular la toma del poder económico en detrimento del poder político, la adopción del paradigma de simplificación del mundo basado en una visión maniquea falaz (que ha dado lugar a alianzas geopolíticas antinaturales), la manipulación de la oposición para alimentar los sistemas de poder existentes o el fracaso de la función liberadora de Internet. Plantea más preguntas de las que responde. Pero su visión disruptiva nos lleva a dar una nueva mirada a ciertas “verdades históricas”.

Un pensamiento en “Entrevista a Christophe Cossé. La libertad interior es inalienable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *